Contactenos

Medicz©™... Al Servicio de la Salud!

lunes, 8 de agosto de 2016

Equipos electrónicos en niños



El abuso en el uso de equipos electrónicos como tablets o celulares en niños puede provocar altos niveles de ansiedad, sedentarismo y la formación de un hábito inadecuado. Por ello se recomienda a los padres de familia regular la utilización de estos.

“Lo recomendable es que a los niños se les permita usar este tipo de equipos tan solo por dos horas y con supervisión de un adulto para evitar malos hábitos”.

En ocasiones los padres de familia se enorgullecen de que los niños sean capaces de manipular hábilmente los equipos electrónicos a edades tempranas; sin embargo, con ello casi siempre se sustituye tal actividad por otras como hacer ejercicios físicos, juegos de participación colectiva, etc.

“En algunos pasajes del juego se puede aumentar el proceso de concentración y motricidad fina pero si a eso le contrastamos la ansiedad y angustia que también provoca, lo negativo es mayor a lo positivo”, señala.

El abuso puede causar una adicción y perturbar significativamente el proceso de maduración, la actividad académica y el desarrollo normal de los niños. Incluso cuando se hace de manera ininterrumpida se puede convertir en una ludopatía lo que puede terminar en un cuadro clínico.

Una de las recomendaciones para los padres es la comunicación y presencia constante con sus hijos. Y es que en muchos casos se ha visto que una de las razones para llegar a un abuso de estos aparatos es que los padres pasan mucho tiempo fuera y los niños están solos por mucho tiempo.

Fuente: Minsa Perú
Medicz©™ Tu Equipo..

miércoles, 20 de julio de 2016

Nueve de cada 10 ACV se podrían prevenir

La hipertensión es el factor de riesgo controlable más importante


El accidente cerebrovascular (ACV) es una importante causa de muerte y discapacidad, pero la gran mayoría de ACV son prevenibles, según un estudio reciente.
Los investigadores descubrieron que diez factores de riesgo controlables explican el 90 por ciento de todos los ACV en el mundo. De esos factores de riesgo modificables, la hipertensión (la presión arterial alta) es el más importante.
Prevenir los accidentes cerebrovasculares es una importante prioridad de salud pública, y las estrategias para reducir el riesgo de ACV de las personas se deben basar en las causas prevenibles clave de la afección, apuntaron los investigadores.
En el estudio, que aparece en la edición del 15 de julio de la revista The Lancet, participaron casi 27,000 personas de todos los continentes.
Se estimó que eliminar la hipertensión reduciría el riesgo en casi un 48 por ciento, según los hallazgos.
Los investigadores también calcularon las reducciones potenciales de eliminar otros factores de riesgo:
  • La inactividad física: un 36 por ciento
  • La mala dieta: un 23 por ciento
  • La obesidad: un 19 por ciento
  • Fumar: un 12 por ciento
  • Causas cardiacas: un 9 por ciento
  • Diabetes: un 4 por ciento
  • El consumo de alcohol: un 6 por ciento
  • El estrés: un 6 por ciento
  • Los lípidos (grasas de la sangre): un 27 por ciento.
La reducción combinada de todos los 10 factores de riesgo fue de un 90.7 por ciento en todas las regiones, grupos de edad y en ambos sexos. 
Fuente: HealthDay
Medicz©™ Tu Equipo...

sábado, 16 de julio de 2016

Un mineral de la dieta podría ser una clave para controlar la presión arterial


Las personas que no consumían suficiente magnesio a diario tenían unos niveles más altos de presión arterial, mostró un análisis.

Unos niveles suficientes en la dieta de magnesio, un nutriente mineral, podrían ser beneficiosos para una buena presión arterial, sugiere una investigación reciente.

"El magnesio dilata las arterias, y al hacerlo reduce la presión arterial", explicó la Dra. Suzanne Steinbaum, una cardióloga que revisó los nuevos hallazgos.

"Los alimentos ricos en magnesio incluyen a los granos integrales, las habichuelas, los frutos secos y las verduras de hojas verdes", añadió.

Para ayudar a esclarecer los datos, el grupo de Song reunió los datos de 34 ensayos clínicos sobre los complementos de magnesio, que en conjunto incluyeron a más de 2,000 personas.

Las dosis diarias de los complementos de magnesio usados iban desde los 240 hasta los 960 miligramos (mg). La mayoría de los participantes de los ensayos cumplían o superaban el consumo diario recomen dado de magnesio.

Al evaluar los datos recolectados, el equipo de Song detectó un vínculo pequeño pero significativo entre la ingesta de magnesio y unas reducciones saludables en la presión arterial.

Por ejemplo, el estudio encontró que tomar unos 368 mg de magnesio al día durante unos tres meses resultó en unas reducciones generales en la presión arterial sistólica (la cifra superior en una lectura) de 2 milímetros de mercurio (mm/Hg), y en la presión arterial diastólica (la cifra inferior) de 1.78 mm/Hg.

Unos niveles más altos de magnesio se asociaron con un mejor flujo sanguíneo, otro factor vinculado con una presión arterial más baja, añadieron los investigadores.

Song y sus colaboradores creen que los beneficios del magnesio en la regulación de la presión arterial quizá solo apliquen a las personas con una deficiencia o una insuficiencia de magnesio.

Pero el hallazgo "subraya la importancia de consumir una dieta saludable que provea la cantidad recomendada de magnesio como estrategia para ayudar a controlar la presión arterial", afirmó en un comunicado de prensa de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA) Penny Kris-Etherton, vocera de la AHA.

"Esa cantidad de magnesio [368 mg al día] se puede obtener de una dieta saludable que sea consistente con las recomendaciones dietéticas de la AHA", dijo Kris-Etherton, profesora de nutrición de la Universidad de Pensilvania.

Eso significa que, con una dieta saludable, no es necesario tomar complementos de magnesio, según la AHA.

"Como profesionales clínicos, debemos enfatizar la importancia de una comida bien equilibrada, no solo por todos los beneficios respecto a la reducción del colesterol y a la modulación del azúcar, sino para asegurar una cantidad adecuada de magnesio en la sangre", dijo Steinbaum, que dirige la Salud Cardiaca de las Mujeres en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Cree que, según los nuevos hallazgos, "revisar los niveles de magnesio como parte de una evaluación de la salud cardiaca podría convertirse en una parte esencial de la prevención y del tratamiento de la presión arterial".

Fuente: HealthDay
Medicz©™ Tu Equipo...